MASAJE PARA EMBARAZADAS

 

Es ampliamente conocido que, durante el embarazo y cerca de dos meses después de dar a luz, el cuerpo está bajo la influencia de cambios hormonales. Por eso es aconsejable masajearse regularmente.
  • Calmar el sistema nervioso
  • Mejorar la circulación
  • Sentirte más vital
  • Reducir la fatiga y el cansancio
  • Aliviar los pies, tobillos, espalda baja y la pelvis
  • Disminuir la tensión del cuello y hombros
  • Tomar contacto con tu fuerza interior y prepararte para el parto

 

Ven a disfrutar de este calmante y nutritivo masaje (desde la coronilla hasta la punta del pie con aceite tibio)

 

Reservar